« Alabado seas, mi Señor »

 

 

 

Dios omnipotente,

que estás presente en todo el universo

y en la más pequeña de tus criaturas,

Tú, que rodeas con tu ternura todo lo que existe,

derrama en nosotros la fuerza de tu amor

para que cuidemos la vida y la belleza.

 

Inúndanos de paz, para que vivamos como hermanos y hermanas

sin dañar a nadie.

 

Dios de los pobres, Seguir Leyendo… “« Alabado seas, mi Señor »”

Daño ecológico por la falta de cuidado

[PDF] LA TIERRA, NUESTRA CASA COMÚN. Daño ecológico por la falta de cuidado del agua, como recurso no renovable; el tratamiento de los residuos domiciliarios; elementos agrotóxicos y tratamientos de residuos industriales; entre otros.

La magnitud de los daños que sufre hoy el medio ambiente requiere, entre otras cosas importantes, lo siguiente: en primer lugar, la toma de conciencia, el diálogo sereno y la búsqueda de consensos entre todos los actores sociales respecto del problema; y en segundo lugar, la activa participación de las instituciones dedicadas a la investigación  y el cuidado de la ecología, para encontrar la forma más adecuada enfrentar ese problema.

ecologia

Vía Crucis en el sur de Córdoba contra la instalación del basural

ROSTROS DE HERMANOS, ROSTROS DE CIUDADANOS.

En el camino de muerte y de vida, de pasión y resurrección que acabamos de meditar y rezar en este vía crucis, nos sentimos parte del clamor desgarrador de tantos hombres y mujeres en esta zona sur de nuestra ciudad que desde sus sentimientos gimen desde la marginalidad y la exclusión.

Ver nota.

Nuestra casa común.

memb-caritas-y-past-social

Nuestra casa común.

Alabamos al Señor que creó el universo como espacio para la vida y la convivencia de todos sus hijos e hijas y nos los dejó como signo de su bondad y de su belleza. Toda la creación es manifestación del amor providente de Dios y nos ha sido entregada a los hombres para que la cuidemos y la transformemos en fuente de vida digna para todos. Aún cuando hoy se ha generalizado una mayor valoración de la naturaleza, todavía percibimos claramente de cuántas maneras el hombre amenaza y destruye su ‘habitat’. “Nuestra hermana la madre tierra” es nuestra casa común y el lugar de la alianza de Dios con los seres humanos y con toda la creación .

El Señor ha entregado el mundo para todos, para los de las generaciones presentes y futuras. El destino universal de los bienes exige la solidaridad con la generación presente y las futuras. Ya que los recursos son cada vez más limitados, su uso debe estar regulado según un principio de justicia distributiva respetando el desarrollo sostenible .

La problemática de los residuos –cualquiera sea su origen- no es un asunto de otros o del Estado, es nuestro problema. Como recita un viejo adagio “cada uno es responsable de la basura que genera”. Estamos convencidos que el primer tratamiento de los desechos se deben realizar en nuestros hogares. El Estado deberá administrar los medios para que sean recolectados y tratados en tiempo y en forma.

La magnitud y complejidad del problema requiere del diálogo sereno, de la búsqueda de consensos y del indispensable apoyo de la ciencia y la técnica. En tal sentido, nuestra sociedad cuenta con importantes y valiosas instituciones que nos podrán guiar en el indispensable asesoramiento técnico. Invitamos a las universidades y a las empresas especializadas a brindar su contribución a las soluciones desde sus conocimientos, efectuando aportes concretos que deberán sumarse al diseño de nuevas y definitivas políticas de Estado que den soluciones integrales válidas también para el mediano y largo plazo.

Animamos –sumándonos a la invitación efectuada por el P. Rafael Velasco, Rector de la Universidad Católica de Córdoba – a un diálogo entre todos los actores sociales. Diálogo que se debe dar desde la plena convicción de que la problemática de los residuos es una responsabilidad de todos -en distintos grados- y que entre todos debemos buscar caminos de solución, valorando y respetando al bien común.

Como Iglesia agradecemos a todos los que se ocupan de la defensa de la vida y del ambiente. Imploramos a Nuestra Madre del Rosario, Patrona de nuestra ciudad, que nos asista con la luz de su Hijo, Nuestro Señor Jesús.

COMISIONES ARQUIDIOCESANAS
DE CÁRITAS Y PASTORAL SOCIAL.
IGLESIA CATÓLICA EN CÓRDOBA.

Córdoba, 4 de marzo de 2010.

Texto en PDF

SI QUIERES PROMOVER LA PAZ, PROTEGE LA CREACIÓN

Mensaje de S.S. Benedicto XVI
para la celebración de la XLIII Jornada Mundial de la Paz

SI QUIERES PROMOVER LA PAZ, PROTEGE LA CREACIÓN

1. Con ocasión del comienzo del Año Nuevo, quisiera dirigir mis más fervientes deseos de paz a todas las comunidades cristianas, a los responsables de las Naciones, a los hombres y mujeres de buena voluntad de todo el mundo.
El tema que he elegido para esta XLIII Jornada Mundial de la Paz es: Si quieres promover la paz, protege la creación. Seguir Leyendo… “SI QUIERES PROMOVER LA PAZ, PROTEGE LA CREACIÓN”